DOCUMENTO DEL MES POR INTERNET Octubre 2018

 

Cuentas del Pósito 1805-1815. AMA 299.1

Declaraciones de testigos en 1809, del saqueo del Pósito de Alovera en diciembre de 1808, por las tropas francesas durante la Guerra de la Independencia. Los franceses entraron en la casa del Concejo, que estaría situada en el mismo sitio que el actual Ayuntamiento y rompieron las tres cerraduras que aseguraban las cámaras del Pósito. Se llevaron doscientas cincuenta fanegas de trigo además de pan cocido para abastecer a 600 soldados. 

Este saqueo produjo la decadencia del Pósito municipal. 

 

El ejército francés del Regimiento de los Dragones de Caballería, permaneció  en esta ocasión durante 5 días  en Alovera saqueando la villa en  diciembre de 1808.  Nos encontramos ante el documento más antiguo relativo al Pósito que se conserva en nuestro Archivo Municipal.

 

 ¿Qué es el Pósito Municipal?

            La Real Pragmática de 1584 de Felipe II, pone las bases para la creación de los pósitos municipales. Esta institución surge con fines fundamentalmente  asistenciales en una época en la que fue corriente la creación de montes de piedad, memorias y capellanías, por parte de los más favorecidos cuando se acercaba la hora de la muerte.

            De esta manera podemos definir el pósito como la casa en que se guarda la cantidad de trigo en ciudades, villas y lugares como repuesto y prevención  para usar en tiempos de carestía. Además, cuando había mucho trigo en los graneros para evitar que se perdiera si no se utilizaba, el Ayuntamiento lo prestaba a los labradores que se obligaban a devolverlo al Pósito, siempre con un aumento, en la cosecha siguiente.  Los préstamos en grano se sustituyen con el tiempo por préstamos en dinero a los agricultores, por lo que los pósitos se consolidan como instituciones de crédito en el mundo rural. 

            A lo largo del tiempo son regulados por diferentes reglamentos e instrucciones y se vinculan a los Ayuntamientos que controlan, toman las cuentas y custodian sus fondos en las arcas de tres llaves.

Alovera ha conservado gran parte de la documentación generada por el Pósito, que se custodia en el Archivo Municipal.

            En los últimos años del siglo XX, la institución del Pósito perdió su interés  y razón de ser resultando un anacronismo en la realidad social de nuestra época. El final del Pósito de Alovera llega en 1999 con la supresión del mismo y el destino de su capital a la mejora de caminos agrícolas, fin acorde con la naturaleza agrícola del Pósito.