Documento del mes de febrero 2018 sobre oficios concejiles en el Antiguo Régimen: El fiel medidor y almotacén.

Ejecutorias 1663-1792. 

A través de este documento conoceremos uno de los oficios importantes  en el Antiguo Régimen, que controlaban los concejos.
 
 Se trata del almotacén. Tiene su origen en un oficial de Al Andalus que contrastaba los pesos y medidas. Su origen árabe es delatado por su nombre. El fiel medidor o almotacén era controlado por el concejo y vigilaba la correcta aplicación de las medidas en los mercados y comprobaba los ajustes exactos de los pesos y medidas en los intercambios para evitar las “sisas” y que todo fuera correcto. 
 
En el contexto de la crisis económica del siglo XVII y para llenar las arcas de la Hacienda real, Felipe IV enajena varias derechos como jurisdicciones de villas de realengo (que convierte en villas de señorío), impuestos como las alcabalas que gravan el comercio y también los derechos sobre determinados oficios públicos como el Fiel de medidor o el desempeño del oficio de corredor y almotacén. Esta situación se produce también en Villahermosa de Alovera. El rey vende el desempeño del oficio de fiel medidor y almotacén que desde siempre tenía el concejo de la Villa.  El almotacén como ya hemos dicho era un oficio del Ayuntamiento encargado de contrastar las medidas del trigo, la cebada, el vino, el vinagre, el acite etc…. Para que no hubiera sisas en el mercado. 
 
El concejo de Villahermosa de Alovera pide amparo al Consejo para retener el oficio público de almotacén. Finalmente consigue el amparo del Consejo y puede seguir ejerciendo el derecho de fiel medidor solo en cuanto a las tres especies mencionadas vino, vinagre y aceite. No así para las otras medidas de trigo, cebada etc cuyo derecho de medida recaía en el titular que había “comprado “el oficio. 
 
Con esta solución acaba el pleito. Los pleitos y muchos otros documentos relativos a privilegios de la villa, se custodiaron durante siglos  en el arca de las tres llaves del Concejo de Alovera, y han llegado hasta hoy. 
 
Destacamos el curioso sello de placa  que aparece en la última hoja del documento. Se trata de un sello de cera, resguardado para su protección por el papel doblado. Autentifica y da validez al documento junto con las firmas de los oidores del Consejo y el escribano.
 
AMA 218.1 

Fuente: Ayuntamiento de Alovera